Zenda Liendivit


BIO Breve

 

 

Nació en Asunción (Paraguay). Está radicada en Buenos Aires desde 1980. Pensadora, escritora, ensayista y Arquitecta (Universidad de Buenos Aires),  con formación en Filosofía y Letras. Investigadora independiente.
Es fundadora y directora de Revista Contratiempo, desde 2000 (formato virtual e impreso) y de Morticia, periódico de actualidad y cultura, fundado en 2008, que editó 4 números.
Es miembro  de
Contratiempo Ediciones
, editorial independiente fundada en 2008 y de Meletea Libros, librería virtual, fundada en 2018. Es docente y coordinadora de cursos y grupos de estudio sobre Arte, Literatura, Pensamiento y Ciudad en el Centro de Arte y Pensamiento de Revista Contratiempo desde el año 2004. Está preparando un libro sobre la Modernidad y su segunda novela.  Colabora en varias publicaciones culturales (digitales e impresas).

 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENSAYOS

 

 

 

Oleaje
Disrupciones y otros ensayos
Filosofía / 2017

En Oleaje (así como en varios de sus libros anteriores), Zenda Liendivit merodea, acorrala, escava el lenguaje o lo deja a la deriva; el habla común y el artificio literario forman, indistintamente, parte de una escritura de quien sabe que aquello no constituye el problema. Es en el orden del pensamiento donde encuentra y acepta el desafío. En las posibilidades de desmantelar sus límites e ir un poco más allá. Y es en este trabajo donde irán discurriendo, en oleadas que aspiran siempre a crestas eternas, el arte, el cine, la televisión, la reflexión filosófica, la autobiografía así como también la actualidad política y literaria. Formas y pensamientos fragmentados, disruptivos a veces, que  evitan totalidades cerradas. Que impiden, en última instancia, el control sobre esa vida que late en una gramática que se rebela a cualquier sistema o discurso establecido. Oleaje constituye también el camino vecinal a un nuevo libro sobre la modernidad que está preparando la autora.

 

 



 

 

El comienzo de lo terrible

Un ensayo sobre la belleza a través de

la experiencia estética del viaje

Relato / Ensayo, 2016

 

Un malestar, un viaje, los años 90; un manuscrito hallado veinte años después; y un diálogo que se entabla entre el pasado (tanto de esa escritura como del tiempo narrado) y el presente, constituyen la materia de este nuevo libro de Zenda Liendivit. El texto va construyendo una red en la que la autora-personaje queda atrapada. Pero lo aterrador no es esta estructura inestable, que adopta la forma de su presa, sino la certeza que ella teje entre sus nudos. O, mejor dicho, lo que ella deja afuera. El comienzo de lo terrible, que funde la reflexión filosófica con la crónica de viaje, constituye la búsqueda errante de la belleza y la inscripción en el cuerpo, orgánico y lingüístico, de sus efectos abismales. Un viaje sin retorno posible; un inicio que solo puede vislumbrarse al final. Del viaje y del ensayo.

 

 



NOVEDADES EDITORIALES

Obsesiones

Notas sobre Arte y Literatura

Crítica y Pensamiento, 2016

 

Obsesiones es un libro íntimo y a la vez un trabajo ensayístico, por momentos meticuloso, sobre temas, autores y pensamientos que conforman tanto las afinidades electivas de la autora como las de sus objetos de estudio. Constituye más que una biografía intelectual, un modo de lectura que tiene como eje la obsesión ajena que actúa y deja huellas sobre la propia escritura. La modernidad de Baudelaire y la refundación lírica de París; el pensamiento fragmentario de Deleuze; Berlín, la infancia y el horror en Döblin; Kafka y la construcción literaria de Praga; el pensamiento marginal y antiacadémico de Ezequiel Martínez Estrada; el derrumbe de Fitzgerald en la Nueva York de la década del 20; las tensiones entre locura, civilización y lenguaje en Artaud; el erotismo en Bataille, Bernini y Schiele; el amor, la locura, el paisaje y la expiación en Emily Brontë; las vanguardias estéticas; la arquitectura visionaria de Salamone y los pueblos de la pampa; los viajes, las pasiones, las utopías, la ciudad, son algunas de estas obsesiones. Fiel a su estilo de reunir lo que suele quedar atrapado en estudios especializados y disciplinas cerradas, Zenda Liendivit va tras ellas, a la manera de Cioran, en un ejercicio de admiración. Y para leer, desde esa escritura obsesionada, la actualidad.

 

 



El pensamiento fronterizo

Crónicas y notas publicadas en
Revista Contratiempo 2000-2015

Crítica y Comunicación, 2015

 

La ciudad, la literatura, el arte, la arquitectura, el cine, los medios de comunicación, pero también el lenguaje, la creación, la experiencia estética, la muerte: la escritura intensa, y siempre díscola, de Zenda Liendivit se despliega en diferentes registros, en matices y ondulaciones que reflejan las transformaciones de sus objetos de reflexión a través del tiempo así como las que va sufriendo la propia escritura. En El pensamiento fronterizo discurre la vida política, cultural y comunicacional de los últimos quince años de la Argentina. Pero no se trata solo de una recopilación de notas periodísticas; es más bien ese entramado fragmentario, que se tensa en múltiples direcciones, donde lo actual y lo inactual, lo efímero y lo eterno, lo trivial y lo fundamental se funden y confunden, retornan y detonan, y que tiene como objetivo final al pensamiento mismo. 
 El material reunido en el presente libro —crónicas, artículos y notas— fue publicado en Revista Contratiempo (formatos virtual e impreso) desde el 2000 hasta el 2015.

 

 



Escritos de una pensadora marginal

Ensayos sobre Literatura, Espacio y Política
Ensayo / Crítica, 2014

 

Hay libros que actúan como superficies de ensayo: el pensamiento capturado en un instante que se aquieta en el papel. Una indocilidad que encuentra su límite. O que traza su propia geografía: textos que no solo plantean condiciones topográficas, relieves e intensidades, sino también alianzas y hostilidades. Una geografía política que conforma e interrumpe a la vez el marco de lectura, de lo pasado y de lo que vendrá. "Escritos de una pensadora marginal" no acepta claustros ni linajes, no se inscribe en tradición alguna, tampoco reconoce parentescos actuales. Lo mueve la pasión por el pensamiento, por el exhaustivo y bello oficio de capturar en la lengua las tensiones y los ritmos de la vida. Pero también, de hacerle confesar a ella sus derivas, sus expropiaciones, sus saqueos y sus resistencias. La reunión de textos que lo conforman tiene un objetivo claro: abrir una herida al centro de nuestra cultura occidental. A esta cultura concebida como mecanismo civilizatorio que confisca la dimensión espiritual del hombre en medio de banquetes fáusticos de vacuidad canonizada. O mercantilizada. Un boquete de coordenadas exiliadas: un afuera que en esta indigente actualidad está vacío. Este libro aspira a ocuparlo.

 

 



EL CINE 
Experiencia y percepción

Crítica cinematográfica, 2013

 

Todo cine es urbano y político: comparte con las metrópolis sus orígenes, sufre sus transformaciones y busca generar efectos sobre las multitudes que pueblan las butacas y que, como dice Benjamin, ofician de experto y de público a la vez (el límite entre el poder, por ejemplo, de Hollywood para imponer un orden de valores y aquél que adopta de la masa a la que van dirigidas sus producciones será siempre incierto). Para su recepción, el cine recurre no tanto al nivel cultural del espectador sino al relato secreto que posee todo ser humano. Ese que anclado en el deseo de lo no dicho se emancipa por un rato de sí mismo, se retrata, se funde y se extraña a través de aquel movimiento que representa con tanta verosimilitud a la realidad y que a la vez, la reformula, confundiendo los planos, produciendo un distanciamiento de lo ya distanciado, un acercamiento y una fuga. Muchas veces, incluso, nos actualiza el recuerdo de algo que jamás aconteció.  Pero también apela a sí mismo, a su propia historia y a los efectos que, como expresión artística, generó en el pasado y los que producirá en el futuro: el film proyectado está aspirando siempre a crear una conciencia de sí mismo que perdure una vez finalizado. Todo cine, por trivial que fuera, es un saber colectivo que aunque se funda en la técnica, su naturaleza está fuera de ella. La emoción, el sentimiento banal, la repetición esperada o la intelectualización y el shock provocan una digresión que exige la continuidad de ese mecanismo –tecnológico, productivo y metropolitano- en el que se espeja y al que, por todos sus medios, intenta siempre desacomodar. El cine es, de alguna forma, la falla de un sistema al que alimenta y disuelve al mismo tiempo.

 

 



Los estilos de Borges:
entre la nación y el universo

Ensayo, 2012

 

Tanto la literatura como la ciudad constituyen espacios susceptibles de ser colonizados y transformados, como dice Martínez Estrada, en instrumentos de dominio. Pensar la relación de los procesos urbanos con los mecanismos de la ficción no es tarea ociosa. Hubo una Buenos Aires que, con su entrada a la Modernidad, fundó la literatura de Borges; hubo, al mismo tiempo, una poética entretejida a Buenos Aires que tuvo la intención de refundarla, ya fuera como mito nacionalista, influenciado en las vanguardias internacionales de los años ‘20, o como pesadilla posmoderna de los ‘40. Ese movimiento que se alimenta recíprocamente y que lanza a una al terreno de la otra deja su huella en gran parte de la literatura de fines del siglo XIXy principios del XX. Ambas, literatura y ciudad, se transforman en espacios de conocimiento y reflexión tanto de aquellos temas de la época, como la construcción de la nacionalidad, la cultura, la lengua, el acceso, la pertenencia, así como las formas de leer, configurar y transmitir la historia. La obra de Borges refleja también ese tránsito de Buenos Aires como ciudad recién llegada a la modernidad en los primeros años del Siglo XX hacia la metrópolis posmoderna de las décadas de la posguerra y que encuentra su correlato en la Buenos Aires actual.

 

 



El centro y los vértices
Texto e imágenes de la vida moderna
Ensayo, 2011

 

Escribir implica que existe un problema y la escritura se propone como un espacio de reflexión sobre el mismo. Las diferentes formas estéticas planteadas en este libro —la literatura, el arte, el cine, los viajes, la ciudad, la infancia, las pasiones, las miradas sobre la actualidad— funcionan como superficies de exploración que tienen el objetivo común de pensar una época. No se trata de abordajes disciplinares, mucho menos de estudios con formas investigativas pautadas de antemano. Todo lo contrario: interesan en sus relaciones, en lo que hacen entrar en vecindad pero también, en lo que abisman y extrañan, en sus intercepciones a veces inesperadas. Cada texto breve conforma un vértice que siempre aspira a detonar un centro imposible, a tensionar un espacio, a volverlo singular. El discurrir tiene mucho de vagabundeo azaroso poblado de esas intensidades que oscilan entre las cuestiones eternas y las trivialidades de la vida cotidiana. El centro y los vértices es un libro personal que pretende, como cualquier obra, convertirse en material de construcción de épocas futuras. Anidan en él gérmenes de próximos libros: un ensayo sobre Borges, una novela sobre el amor y el destino y un cuaderno de travesías, tal vez una biografía. Se escuchan también rumores de anteriores. En todo caso, la escritura es el vértice, el centro, la obsesión y el problema.

 

 



Vida de monstruos
Espacio, violencia y ficción en la obra de

ROBERTO ARLT
Ensayo, 2010

 

El tema de Arlt es quién tiene la voz (y cuáles son sus modos de circulación) que organiza esta vida moderna, pero también la historia y la actualidad. No se trata de una situación dada, como la legitimación por linaje o por prestigios heredados sino que representa una cuestión de poder (nombrar, construir, fundar, inventar, conocer) que se adquiere siempre de manera violenta. Arlt toma por asalto la cultura oficial –ejerce violencia contra la lengua, condenándola a la mixtura y la indecisión; contra la ciudad, llevándola hacia sus zonas negadas; contra la modernidad y sus valores de eficacia y progreso-, y ese mismo gesto se espeja en el desarrollo metropolitano, en las continuas transformaciones tecnológicas y en los modos en que la ciudad y sus portavoces actúan sobre sus habitantes. La modernidad no sólo suprime de golpe las jerarquías heredadas y naturalizadas sino que visibiliza la violencia a través de dos de sus componentes esenciales: la velocidad (y su derivada, la aceleración) y la necesidad de cambio continuo y el principio de universalización (y su derivada, la normalización). Este proceso, que lo habilita a él mismo, es también contra el que se opone: destruye jerarquías y normas, invierte las valoraciones y violenta el propio tiempo en un juego interminable (e inevitable) de alianzas y traiciones.

 

 



La ciudad como problema estético
De la Modernidad a la Posmodernidad
Ensayo, 2009

 

El presente libro ensaya una serie de cuestiones que relacionan las formas arquitectónicas producidas por la primera modernidad industrial, especialmente el urbanismo nacido en París a mediados del siglo XIX; las ciudades que fundan los proyectos utópicos (el funcionalismo y el rol trascendental de la técnica como configuradora de espacios, arquitecturas y cuerpos); las pervivencias del pasado en la metrópolis así como su relación con la historia; el efecto de la metropolización sobre los cuerpos; sus variaciones en el tiempo en cuanto a escala, lenguajes y articulación de elementos, hasta llegar a la época actual. De la utopía de la modernidad, principalmente la utopía racionalista, que soñaba totalidades, y sobre todo universalidades, hasta la estética de la diversidad posmoderna, que busca en el fragmento, en el individualismo y en la desconexión el fundamento de una nueva habitabilidad, la ciudad es también una información que circula como conocimiento que pertenece a un contexto no sólo geográfico-regional sino global.  La expresión de una ideología que toma las posibilidades de la estética arquitectónica para irradiarse, difundirse, y sobre todo, imponerse sobre las particularidades y garantizarse la reproducción. Experimentar una ciudad, apropiarse de ella, comprender sus mecanismos, la relación de sus construcciones con los espacios y la historia, es un trabajo de la razón pero también de los sentidos. Y, como diría Simmel, del alma. Es, al fin y al cabo, un problema estético.

 

 



Territorios en tránsito
Ensayos sobre la Ciudad Moderna
Ensayo, 2008

 

Los textos que integran este libro fueron escritos en dife­rentes épocas a lo largo de siete años. Tienen, sin embargo, un eje común: la problemática del espacio moderno en relación con la experiencia estética. La metrópolis industrial representó en sus albores un problema y una obsesión para todo el mundo. Sus procesos de transformación afectaron tanto el espacio de la vida cotidiana como las esferas del arte y el pensamiento. El mecanismo metropolitano de la modernidad constituyó la materia sobre la que trabajarían artistas y pensadores para configurar nuevas formas de ac­ceso a una realidad ahora estallada en fragmentos, siempre obligados al tránsito, al descarte y a la renovación. Pensar la ciudad desde sus producciones, o desde las representaciones que de ella elabora el arte y la literatura, es una forma también de reflexionar sobre el vínculo vital entre espacio y acción. El proyecto de una obra arquitectónica o urbanística hace entrar en juego una serie de valoraciones y determinaciones que luego conformarán no sólo el hábitat sino las formas de percibir y de actuar. En algunos de estos trabajos es la misma arquitectura de la ciudad la que confiesa ese poder enmascarado y sutil que modela cuerpos y subjetividades, que legisla, incluye o condena, que fortalece y debilita. Pero que a la vez, en forma simultánea, también genera sus propios espacios de reacción. Resistencia que actuará como una forma de detención de aquello que para muchos críticos representa una catástrofe, un caos o por lo menos un tiempo de precariedad. La construcción de un espacio nunca es inocente, develar su peligrosidad a través del desmontaje de sus mecanismos es el objetivo de este libro. Reflexionar, desde la literatura, la arquitectura, el arte y la actualidad, sobre nuestra propia construcción como habitantes metropolitanos.

 

 



NARRATIVA

 

 

 

 

 

Zona de Paso

Novela / Colección Literatura Argentina, 2015

 

Un poeta que ya no puede escribir versos; una extraña y poderosa mentalista; un famoso ladrón de principios de siglo XX; un joven pistolero sin escrúpulos; un profesor académico poco fiable y otros seres que rondan las diferentes formas de la marginalidad urbana: son los habitantes de una Buenos Aires que, desde el Once hasta La Boca, pasando por Av. de Mayo y París, los va acorralando hacia sus destinos en un tiempo que se emancipa de la cronología y busca sus propias representaciones. Y en estas tensiones, en ese juego de correspondencias geográficas e históricas, en la lengua que se extraña a sí misma, en sus temblores y delirios, en esos discursos que se entrecruzan y a veces se asemejan peligrosamente, en la construcción de la ficción como forma de salvación, hay una travesía estética: la del hombre que debe descifrar los signos, otorgar formas a lo informe, para no quedar capturado en el mecanismo de la modernidad. Porque al fin y al cabo, "Zona de paso" trata sobre el destino, la historia personal, que también es la historia de un pueblo, la experiencia y la memoria en un presente de indigencia, que es también el nuestro.

"Zona de paso", novela de Zenda Liendivit (arquitecta y pensadora), fue publicada por primera vez hace catorce años. Contratiempo Ediciones la reedita ahora, corregida y a la espera de una segunda parte, ya en construcción)

 

 



 

 

Las tramas secretas
Cuentos de suspenso y misterio
Relatos, 2014

 

Los cuatro relatos que integran “Las tramas secretas. Cuentos de suspenso y misterio” fueron escritos en diferentes épocas. Tienen, sin embargo, como eje y obsesión el tema del poder y sus imprevisibles itinerarios. Ellos son: 

1. “Las tramas secretas”, escrito recientemente y al que no puedo definirlo más que como un gesto impaciente frente a la escritura ficcional;
2. "El umbral", relato escrito en 1995, premiado en 1996 y publicado en una antología de ciencia ficción en la que los autores no tuvimos, lamentable
mente, la opción de la corrección. Por lo que esta versión es una especie de reconciliación con aquella escritura;
3. “El Faro", fábula incluida en el libro "Contratiempo o los vaivenes de la pasión" (1997);
4. "Plaza Once", relato escrito en 1994 y que no fue publicado como tal sino integrado a tres capítulos de la novela "Zona de paso" (2000), a la que dio origen. 

 

 

 

 



 

Zona de Paso
Novela, 2000

 

 

 



Contratiempo
O los vaivenes de la pasión
Relatos, 1996

 

 

 

 

 

 


VOLVER A INICIO



2000-2019 Revista Contratiempo | Buenos Aires | Argentina
Directora Zenda Liendivit